Cómo los títeres y las historias de agua trajeron esperanza a una madre de Guanajuato

Inés Vázquez vive en la comunidad de El Junco, San Francisco Rincón, Guanajuato. Es ama de casa, aunque no tenga un hogar propio. Es una soñadora incansable que a veces batalla para conseguir el pan de cada día.

Es subdelegada de la comunidad en la que reside y ayuda a pasar los mensajes importantes de boca en boca, como las campañas de vacunación a las mascotas o la llegada de un taller de títeres que dan mensajes sobre el agua.

Cuando el equipo de Tiliches del Baúl llegó a la comunidad de El Junco, recibió a una Inés que distaba mucho de recordar su pasión por la vida. Desanimada, hacía comentarios sobre su deseo de rendirse en la vida.

Tiliches del Baúl llegó a la comunidad con el taller de Dramática Creativa que se llevó a cabo en uno de los patios de la iglesia. Mujeres y niños se presentaron a las sesiones y aprendieron a hacer un títere desde cero. Mientras aprendían a darle facciones, color de piel y un vestuario, fueron decidiendo la historia que se presentaría. El eje principal de esta historia se relaciona con el agua.

En la comunidad del Junco, este eje característico de los talleres impartidos en el marco del Proyecto Guanajuato, del Programa Lazos de Agua, permitió a la comunidad abordar la historia de un manantial importante para la subsistencia de los habitantes.

Así, a través de los títeres, las mujeres participantes invitaban a la gente a continuar tomando de esta agua, pero implementando un comportamiento clave para la salud: hervirla o clorarla antes de su consumo.

Su hijo, que también participó de los talleres, identifica con claridad los aliados principales de su historia: el agua y el jabón.

Sesión a sesión, Inés fue recobrando el ánimo por la vida, al grado de organizar cada segundo de su día para cumplir con todas sus obligaciones como ama de casa, madre y aprendiz del arte de los títeres. Además de bailar juntos, ahora tienen una actividad más en común con su hijo: ser titiriteros en su comunidad.

La lideresa Inés Vázquez durante la presentación de la obra de teatro de títeres en su comunidad.

En el día a día de Inés la música es fundamental. Le canta con fervor a la virgen y una de sus amigas y compañera de teatrino la nombra “Santa Inés” porque entre sus virtudes está el grabar vídeos de lo que ocurre en la comunidad: desde las fiestas patronales hasta los lugares anegados debido a las recientes lluvias. Con sus vídeos muestra las cascadas que se hacen rumbo a las montañas que rodean la comunidad.

Con orgullo, Santa Inés confiesa que es una aliada muy importante de los miembros del sistema de agua potable de San Francisco del Rincón, ya que siempre que hay una fuga la documenta a través de vídeos y fotografías y la reporta para que pueda ser atendida de forma inmediata. Ya no es la mujer desanimada que llegó a las sesiones de Dramática Creativa, sino una versión más fiel a sí misma, comprometida con el bienestar de su comunidad.

Otra de las virtudes de Inés es la bondad desinteresada que le permite atender a sus hijos, cuidar de su hogar, trabajar haciendo apliques de los sombreros charros y continuar aprendiendo, percibiendo y apreciando el arte que la rodea: desde la naturaleza, hasta la belleza de sus sueños.

¿De qué se trata el taller de Dramática Creativa?

Este taller hace parte de las intervenciones SABC del Proyecto Guanajuato y es impartido por Tiliches del Baúl. Además, el taller hace parte de la etapa Activar en el proceso de cambio de comportamiento de las comunidades participantes del proyecto de Lazos de Agua en México.

Allí se cocrean historias relacionadas con el agua y la cultura local, entremezclando aspectos del comportamiento que se desea la comunidad adopte. Los participantes construyen títeres desde cero, asignándoles una personalidad, precisando rasgos físicos y confeccionando su ropa. Al final, la comunidad recibe un teatrino y la pista de audio de la obra, que permite que cualquier participante pueda representar varios papeles, sin correr el riesgo de olvidar el guion.

Entre los compromisos que asumen los participantes están guardar y cuidar los títeres, y llevar a cabo un número determinado de réplicas, o funciones de la obra; normalmente se presentan en festividades locales o eventos escolares.


Consulte más información sobre el Proyecto Guanajuato y el enfoque SABC, de la Fundación One DropTM.

¡Comparte en redes sociales!
>