Samuel y su mamá implementan una solución para acceder a agua potable cerca a su casa

enero 11, 2021 Empoderamiento Comunidades

Samuel y su mamá, con el apoyo de la comunidad y del Programa Quiché, y y a pesar de complicaciones técnicas iniciales, lograron implementar una solución unifamiliar para acceder a agua potable cerca a su casa.

Samuel Laynez, de 49 años (en la foto superior), y su mamá viven juntos desde hace 28 años en la zona alta de Lagunitas, departamento de Quiché, Guatemala. Hasta hace poco, ellos y los demás habitantes de esta comunidad recolectaban el agua para consumo y lavar los trastes en pozos o nacimientos ubicados también en la zona alta de la comunidad.

La mamá de Samuel era la encargada de recorrer diariamente los 15 minutos que tomaba llegar a estas fuentes de agua para llevarla a casa. A pesar del esfuerzo, lo recolectado no alcanzaba para lavar la ropa ni el aseo personal; estas actividades las llevaban a cabo en el propio nacimiento.

En 2018 el Programa Quiché, de Lazos de Agua, llegó a Lagunitas para facilitar el acceso al agua potable en la comunidad, contando con el aporte de los pobladores. Samuel y su mamá vivían en la zona alta de la localidad, lo que, por temas técnicos, dificultaba su participación en el Programa.

Pero ellos no se iban a quedar fuera. Junto a los ejecutores del Programa y la comunidad encontraron la manera de integrarse. Samuel y su mamá donaron su nacimiento de agua a la comunidad para incrementar la cantidad de agua que esta recibía y a cambio ellos, abasteciéndose de un nacimiento más cercano a su casa, implementaron una solución unifamiliar en casa.

Solución unifamiliar, comunidad de Lagunitas.

A este mismo nacimiento se conectaron otros dos proyectos unifamiliares. La comunidad también apoyó a Samuel y su mamá con material para que pudieran instalar su sistema. Samuel, emocionado y agradecido, se puso manos a la obra junto a algunos vecinos para abrir las zanjas para la línea de conducción y excavar el espacio para instalar su sistema. En dos meses, Samuel y su mamá tuvieron agua en casa. Después de una vida sin acceso a agua, Samuel está satisfecho de disfrutarla y de que su mamá no tenga que acarrearla largas distancias.

Antes no había proyectos así. Se escuchaba que salían proyectos, pero en otras aldeas. Pensaba que era difícil hacer uno en la comunidad, pero cuando salió, fue un proyecto muy lindo. El apoyo de los ingenieros [de Water For People, socio ejecutor del Programa Quiché] fue muy bueno. Ahora todo está muy bien en la comunidad porque tenemos agua en los hogares y eso beneficia a todas las familias”, comentó Samuel.

Conoce más del Proyecto Quiché de Guatemala.

¡Comparte en redes sociales!
>