El arte detrás del cambio de comportamiento en Nicaragua Rural

El proyecto “Buscando el camino hacia el acceso universal de ASH en la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte (RACCN), Nicaragua” o Proyecto Nicaragua Rural, desarrolla procesos formativos con educadores y líderes comunitarios para abordar, desde el arte, el cambio de comportamiento.

Con la participación de 143 personas en Waslala y Puerto Cabezas, se iniciaron los procesos de formación a Agentes de Cambio, basados en el Arte Social para el Cambio de ComportamientoTM (SABC por sus siglas en inglés), enfoque de la Fundación One DropTM.

Estos fueron dirigidos a educadores y líderes comunitarios a través de diversas actividades culturales lideradas por grupos de artistas, con el fin de movilizar a toda la comunidad en torno a comportamientos clave.

El Arte Social para el Cambio de Comportamiento asume diversas técnicas, metodologías y disciplinas como el teatro, la música y la lúdica, aspectos que permiten reflexionar a partir de los aprendizajes previos, experiencias y vivencias sobre los comportamientos clave que pretenden cambiarse a través de estas intervenciones.

Ejercicio creativo en el taller de Arte Social para el Cambio de Comportamiento en la Comunidad de Karata.

“Me gusta esta capacitación que WaterAid está brindando porque es participativa. Usamos el juego, la diversión y el arte para promover el lavado de manos. Antes lo promovíamos, pero no es lo mismo que desde esta metodología lo hagamos con los niños”, comparte Alberto Martínez, docente de la comunidad Karata.

Así, estos ejercicios, en los que la búsqueda de la conexión entre la razón y las emociones son el objetivo principal, han permitido la reflexión sobre las prácticas no adecuadas en el lavado de manos en las escuelas. Esto ha permitido, a su vez, promover desde la aplicación de este enfoque novedoso cambios que sean replicables y sostenibles.

“Este proceso de Arte Social para el Cambio de Comportamiento con docentes nos ayuda a concientizar a los niños en el lavado de manos en momentos críticos, de modo que esto sea replicado directamente en casa con sus mamás, quienes garantizan la preparación de alimentos en sus hogares. A mí me ha facilitado mucho acércame más a ellos a través del juego, el canto, la pintura. Todo esto permite la reflexión sobre este comportamiento”, dijo por su parte Kenny Castillo, docente de la comunidad Karata.

Además, en Waslala los espacios se han pintado de colores y con mucha creatividad. A través de obras con títeres los Agentes de Cambio realizan réplicas con las que ya reconocen cambios en las niñas, niños y adolescentes. Practican con ellos hábitos de higiene y lavado de manos con agua limpia y jabón.

“En la escuela, a través de los títeres y cuentos, hemos logrado identificar cómo los niños y las niñas se lavan las manos con agua limpia y jabón. En los grupos de primer grado, por ejemplo, usamos una canción para que, en el tiempo que ella dure, se restrieguen sus manitos con jabón. El ejemplo es fundamental. Deben ver cómo los adultos nos lavamos las manos para que ellos también lo hagan”, comentó Aleyda Arauz, docente de Waslala.

Para generar impacto en las esferas individual, interpersonal y comunitaria, propiciando la adopción de prácticas sanas y sostenibles relacionadas con agua, saneamiento e higiene, es fundamental integrar a lo largo del proceso a líderes comunitarios existentes y otros integrantes de la comunidad. Estas personas, quienes son capacitadas en el marco del Programa y participan en diversas actividades de este, se convierten en Líderes de Cambio.

El enfoque SABC se encuentra en el corazón del modelo A·B·C para la Sostenibilidad de la Fundación One Drop, que comprende los componentes Acceso, Arte Social para Cambio de Comportamiento (Behaviour change) y Capital.

¡Comparte en redes sociales!
>