Con liderazgo femenino en Tape Guasu el agua llega a todas las personas por igual

septiembre 20, 2021 Equidad de Género

Desde hace dos años, la profesora Aidee es presidenta de la Junta de Saneamiento de Tape Guasu, departamento de Paraguarí, Paraguay. Se encarga de todas las labores administrativas y de gestión de este órgano que en su comunidad, históricamente, ha sido liderado por hombres. “Mi deber es hacer que el agua llegue a todos los usuarios” comenta, dejando entrever su alto grado de compromiso.

Anteriormente, Aidee llegó a ocupar el puesto de secretaria dentro de la junta. Fue allí donde profundizó en varios problemas relacionados al agua, saneamiento e higiene que afectaban a su comunidad. El agua no llegaba a todos los usuarios debido a que las fuentes naturales existentes en la zona cuentan con poca agua, lo que perjudica la calidad de vida de los habitantes.

“Cuando se concretó el cambio de comisión, me eligieron presidenta y acepté ese desafío porque quería una solución para el resto de los usuarios a quienes no les llegaba el agua. Así me involucré”, comenta.

Pero no fue solo la falta de agua lo que Aidee debió enfrentar una vez asumido su puesto de presidenta de la junta. También tuvo que ocuparse de las numerosas pérdidas administrativas, la falta de cloración del agua, los escasos documentos y la falta de pago de la tarifa del servicio de agua por parte de algunos usuarios.

Sin embargo, apoyada en la participación de toda su comunidad, y fortalecida con las capacitaciones de Organización Comunitaria, como plomería, calidad de agua, y movilizada con las obras de teatro de arte social del proyecto Y Kuaa, contaba con todas las herramientas para trabajar arduamente por cambios positivos que lleven a Tape Guasu hacia una gestión sostenible del agua.

Aidee liderando las asambleas de la Junta en su comunidad.

Hoy, con aproximadamente 70 usuarios, la realidad de la Junta de Saneamiento de Tape Guasu es distinta.

“Contamos con un reglamento bien establecido, los usuarios están completamente informados acerca del manejo de la junta y lo que es mejor: recientemente, obtuvimos un óptimo resultado en el análisis de calidad del agua, logrando cero presencia de bacterias, gracias a la cloración adecuada” informó.

Estos resultados no son consecuencia del azar, sino de un esfuerzo constante, trabajo mancomunado y labores estratégicamente organizadas. “Primero acordamos qué podíamos hacer para que el agua llegue al resto de los usuarios porque, así como ellos pagaban la tarifa, nosotros debíamos hacer nuestra parte” relató Aidee.

“Luego, en una reunión general llegamos a un acuerdo y comunicamos la decisión tomada. Resolvimos distribuir el agua a intervalos: un día para un sector y el siguiente para el otro. Esto porque tenemos un tanque de 10 mil litros que no puede abastecer simultáneamente a los dos sectores de la comunidad debido a la escasez en las fuentes de agua de la zona de Carapegua. Así, mediante la utilización de tanques y otros métodos de almacenamiento, se asegura la disponibilidad del agua para todos los usuarios” explicó.

Por otra parte, la comunidad continúa trabajando en mejorar sus labores administrativas, poniendo a punto algunas documentaciones necesarias.

Con el apoyo de otras mujeres y de toda la comunidad, Aidee ha logrado mejorar significativamente la gestión administrativa de la Junta.

“Como mujer, soy consciente que estar al frente de la junta requiere de tiempo y carácter. Se necesita muchísimo esfuerzo, pero nos manejamos bien” reflexiona, al tiempo que exhorta a otras mujeres a asumir puestos de liderazgo. “Al principio yo tampoco me animaba, pero viendo todos los problemas que atravesaba la comunidad, tuve que asumir el compromiso, “mojar la camiseta” y aquí estamos al frente. Las mujeres tenemos que ser parte para mejorar la calidad de vida de nuestras familias y comunidades, ya que unidos todo es posible” finalizó.
¡Comparte en redes sociales!
>